27 febrero 2015

Los bancos pierden 3.600 millones más por el ladrillo

El impacto del fin de la burbuja en las cuentas de resultados de los bancos sigue siendo importante. Las principales entidades declaran 3.600 millones de pérdidas el último año por los activos inmobiliarios en su balance. La gran banca cuenta con un saldo de dudosos y una cartera de viviendas adjudicadas de más de 120.000 millones.
A los bancos españoles les costará al menos dos años más digerir el atracón de ladrillo que se dieron durante los años del boom económico. Los resultados anuales de las entidades cotizadas -a falta de Bankia, que aún no ha rendido cuentas ante el mercado- ponen de manifiesto que, pese a la recuperación de la actividad bancaria, el sector inmobiliario sigue siendo una carga muy pesada que generó pérdidas por más de 3.600 millones de euros.
Hay indicadores que apuntan al optimismo, como la caída de la morosidad -en el 12,75% para el conjunto del sector- o la disminución de activos dudosos en más de 20.000 millones durante el último año. Sin embargo, los bancos reconocen que la exposición al sector inmobiliario seguirá siendo un lastre durante, al menos 2015 y 2016, dos años en los que esperan que el mercado absorba gran parte de los más de 60.000 millones de euros en activos adjudicados que acumulan Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Popular y Bankinter.
Vía El Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada