17 marzo 2014

El precio del suelo en caída libre

El precio del suelo urbano ha bajado un 21,1% durante el pasado año, según los datos que publica periódicamente el Ministerio de Fomento. Con la caída de 2013, el suelo acumula un ajuste cercano al 50% desde máximos de la burbuja inmobiliaria.

A la conclusión del pasado ejercicio, el precio de los terrenos urbanos acumulaba una contracción del 48,1% en comparación con el máximo de 285 euros por metro cuadrado que alcanzó a mediados de 2007, antes de la crisis y de que se pinchara la burbuja inmobiliaria.

Según la estadística de Fomento, el número de transacciones de suelo urbano se redujo un 2,4% en 2013 en comparación a un año antes, hasta sumar 14.555 operaciones. No obstante, el volumen de superficie de terrenos transmitida se elevó un 6,7%. En cuanto al valor de estas ventas, el total de 2013 fue de 2.391,1 millones de euros, un 7,8% menos que los 2.592,8 millones de euros de 2012.

Vía El Mundo.

10 marzo 2014

Bancos enladrillados



Los excesos de la burbuja inmobiliaria siguen notándose en los balances de los bancos españoles. Un año más, parte del crédito a promotores ha ido pasando de sano a dudoso y de dudoso a fallido, convirtiendo el ladrillo en el principal activo tóxico del sistema financiero. Los datos del último ejercicio los cuenta El País en su edición de ayer:

Durante 2013, han sido fundamentalmente dos los factores que han provocado que crezcan los activos problemáticos. El más evidente es el avance de la crisis económica, la paralización del mercado inmobiliario y la caída adicional del precio de la vivienda, la sexta anual consecutiva. El segundo factor ha sido el aumento de la exigencia del Banco de España a la hora de clasificar como dudosos o subestándar, esto es, como problemáticos, ciertos créditos refinanciados que antes figuraban como sanos. Quizá la mejor noticia para las entidades es precisamente esa, que cada vez queda menos crédito promotor clasificado como sano, es decir, queda una menor bolsa susceptible de ir entrando en la categoría problemática. Del otro lado, lo que ha ido aumentando es la morosidad en las hipotecas para la compra de vivienda y los embargos de pisos por impagos.

(...) Pero entre los activos tóxicos, los que más crecen son los inmuebles que están directamente en poder de los bancos. En un año, han pasado de unos 65.000 a unos 72.000 millones de euros. De esa cifra, unos 24.000 millones corresponden a suelo, el activo más improductivo, con más difícil salida en el mercado y que ha perdido una mayor parte de su valor.

Vía El País: "La banca continúa enladrillada". (09-03-2014)
 El cuadro de datos completo:


30 diciembre 2013

Informe de Observatorio DESC y PAH



El Observatorio DESC y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han presentado este mes el Informe Emergencia habitacional en el estado español: la crisis de las ejecuciones hipotecarias y los desalojos desde una perspectiva de derechos humanos (pdf). El informe muestra el resultado de las 11.561 encuestas realizadas a personas afectadas que han contactado con la PAH durante los últimos dos años. Se trata, según sus autores, del primer informe de ámbito estatal que recoge los datos de cómo afectan las ejecuciones hipotecarias a la salud o cuáles son las entidades que más ejecutan.

El informe puede descargarse en esta página, así como contenido audiovisual relacionado.

24 noviembre 2013

Casi 1,5 millones de viviendas a la venta y el mercado muerto

La situación del mercado inmobiliario sigue siendo crítica. Ni siquiera datos que apuntarían a una reactivación futura sirven para endulzar la transición tras los años de vacas gordas. El País publica hoy un reportaje que pone en el mapa 600.000 viviendas nuevas de un stock que tardará años en vaciarse. A éstas hay que sumar las viviendas de segunda mano que salen al marcado: en total casi 1,5 millones y muy pocos compradores.

600.000 viviendas de obra nueva sin vender




El estallido de la burbuja inmobiliaria y los excesos urbanísticos que la acompañaron han dejado huellas difíciles de borrar. Promociones de viviendas sin terminar, porque no había dinero para ello ni expectativas de venderlas. Bloques de pisos casi vacíos, que no se venden ni con rebajas de precios impensables hace años. Y, a su alrededor, la desolación que produce pasear por esas calles solitarias en las que la mala yerba crece entre farolas, papeleras y parques infantiles nuevos, sin estrenar, que nadie disfruta, porque nadie (o apenas nadie) vive allí.

Las urbanizaciones fantasma se extienden en todo el mapa, a la espera de que alguien decida si regresan las grúas, esta vez para derribarlas. Los analistas señalan, no obstante, que antes el mercado deberá absorber un mayor volumen de stock. Los últimos informes indicaban que la cantidad de pisos sin vender ascendía a entre 676.038 viviendas (Ministerio de Fomento con cálculos de diciembre de 2011) y 811.000 (CatalunyaCaixa en junio de 2012). Si se cruzan los datos de obras terminadas de Fomento y de compraventas de viviendas del Instituto Nacional de Estadística (INE), resulta que hoy el stock se encontraría entre las 600.000 y 750.000 casas. Todas ellas de nueva construcción. Si además se suman las 800.000 viviendas de segunda mano que se calcula están en el mercado, en total habría entre 1,3 y 1,4 millones de casas a la venta.

Vía El País: "Más de 600.000 pisos nuevos sin vender" (24-11-2013)

18 noviembre 2013

Montoro niega que existiera una burbuja inmobiliaria

Resulta un tanto increíble que políticos que tuvieron responsabilidades de gobierno durante los años del ladrillazo no reconozcan la realidad de la burbuja que no quisieron ver. Pero es que alguno hay que no la quiso ver entonces pero tampoco ahora. Así vamos.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no ha escatimado elogios al sector inmobiliario, del que ha dicho que, "si todos los sectores económicos son clave, éste es vital" o que "cuanto mejor le vaya al sector, antes saldremos de la crisis". Por ello, ha asegurado que los agentes del sector "tendrán el apoyo del Gobierno en las políticas que crean que puedan estimular la actividad".

Si bien, como ya anticipara la pasada semana el ministro de Economía, Luis de Guindos, el titular de Hacienda ha asegurado que, dentro de la heterogeneidad del mercado inmobiliario, "se ha llegado a un ajuste de precios en algunos mercados, incluso en algunos de los grandes, y en otros se está llegando muy rápidamente", lo que está dando paso a un "cambio" en términos de promoción inmobiliaria.

Montoro ha mostrado esta apuesta por el sector inmobiliario durante la inauguración de la 1ª Jornada de la Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI), bajo el título 'Sentando las bases del mercado inmobiliario para un nuevo entorno', que ha arrancado asegurando que la 'burbuja' que precedió a la crisis no fue inmobiliaria, sino financiera.

Así, ha asegurado que "la crisis se ha cebado con el sector inmobiliario", al que se le ha asociado "una imagen pública que no se corresponde en absoluta con la realidad". 
Vía eldiario.es

31 octubre 2013

Los edificios fantasma de la burbuja pueden ser demolidos

Existen los precedentes del banco malo irlandés y la corrección de los excesos de la burbuja en EEUU. La demolición de viviendas no terminadas en la cartera de la Sareb es una opción ante el enorme stock residencial por vender en manos de los bancos: en España hay 815.000 viviendas por vender y 500.000 más en construcción.  


Lo cuenta este reportaje de El País:

A España le está costando varios años superar la resaca de la burbuja inmobiliaria. Y para dejar atrás la borrachera ha tenido que pasar por varias fases. En el país donde se suponía que la vivienda nunca perdía valor, las inmobiliarias —pero también los ciudadanos— tuvieron que asumir una rebaja general de los precios. Y las mayores compañías del mundo han tenido que someterse a una cura de humildad, encoger e incluso desaparecer. Ahora el sector, incluyendo a las entidades financieras y el banco malo, empieza a plantearse qué debe hacer con uno de los lastres que mantienen prácticamente varada la actividad: el enorme stock de viviendas sin vender, no solo las ya construidas, sino también las que están en camino. Como ya sucediera en Irlanda o Estados Unidos, que también se despertaron de forma abrupta del boom, la piqueta podría ser la solución a parte del problema.

La piqueta amenaza los edificios fantasma. (El País, 29-10-2013)

28 septiembre 2013

Récord mínimo de hipotecas

En julio se ha firmado el mínimo de nuevas hipotecas mensuales que registra el INE desde hace 10 años. El hundimiento desde el máximo, que se produjo en enero de 2007, alcanza al 89% del mercado de los años de la burbuja.

13.777 nuevas hipotecas contratadas para compra vivienda en el mes de julio, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifra habla por sí sola. Este número supone un récord mínimo en la serie histórica (que comienza en 2003) batiendo el suelo registrado en el mes predecente de junio (14.053) y pone de manifiesto el estado de coma en el que se encuentra el mercado de la financiación, que encadena ya 39 meses seguidos de contracción.

Un suelo que se ha alcanzado después de que la firma de préstamos se hundiera otro 42,7% interanual durante el séptimo mes del año con respecto al mismo periodo de 2012. Este porcentaje negativo extremo recuerda a los que se registraban durante los primeros coletazos del pinchazo de la 'burbuja' inmobiliaria (el máximo se alcanzó en enero de 2007 con 124.826 nuevas hipotecas en unos tiempos en los que superar la barrera de las 100.000 era lo habitual), aunque en esta ocasión, las causas del desplome de la actividad hipotecaria son muy diferentes. Hace un lustro, el desplome del crédito iba de la mano del desplome de las compraventas. Hoy, ambos mercados han tomado caminos diferentes.

Basta con echar un vistazo al balance de compraventas de julio y comparar. Según el INE, durante ese mes apenas se ralentizó la adquisición de viviendas un 5%, hasta las 25.706 operaciones. ¿Cómo es posible que haya tanta diferencia entre las estadísticas? La respuesta se esconde tras las compras al contado, que ya acaparan la mayoría de las adquisiciones. Según los notarios, actualmente, tan sólo el 30% de las compras de casas requiere financiación. Los inversores y los ahorradores se han convertido en los principales motores del mercado de la vivienda.

Récord mínimo de hipotecas. (El Mundo, 26-09-2013)